Una tarde de lluvia

Este miércoles de mucha lluvia en San Antonio de Areco, después de cumplir con las actividades propias de cada día que se abre el centro de prevención de la desnutrición infantil y que los niñitos hacían sus actividades en sus correspondientes salitas nos dedicamos a pintar. Las mamás ya habían tenido la charla a cargo de las nutricionistas y pasaron por alfabetización de la mano de Clara Alvelo.

No fue una pintura común y corriente, sino fue preparar el pesebre para nuestro centro. Bajo las indicaciones de Fabi, mamás y voluntarias, aprendimos a formar los colores y elegir los que más nos gustaban para embellecer las figuras del pesebre. Mucha concentración, elección de cada pincel, mezcla de colores, no sobrepasar los límites, qué es piel, dónde comienza el manto, está muy aguado, en fin muchas cosas que resolver. Todavía queda mucho por hacer, pero pasamos una tarde genial gracias al trabajo invaluable de todas y cada una de las voluntarias. La lluvia paró y cada una pudo irse a su casa con la alegría de haber aprendido algo nuevo, de haber compartido y esperando nuestro próximo encuentro!